Baterías bajo carga

Las baterías de los coches eléctricos deben tener las mismas características de seguridad y fiabilidad que cualquier otro componente de un vehículo.

Continuamente se realizan nuevas pruebas y se obtienen nuevos conocimientos en este campo. Para comprobar la duración de las nuevas baterías, Vötsch Industrietechnik produce sistemas de ensayo que permite envejecerlas artificialmente. De este modo, es posible simular un periodo de funcionamiento de varios años y comprobar el comportamiento antes de poner las baterías recién desarrolladas en el mercado.

Las baterías de ion-litio son las más utilizadas actualmente por lo que se refiere a aplicaciones en el ámbito de la movilidad. En poco tiempo dejaron obsoletas a las baterías de níquel-hidruro de metal (NiMH), hoy día muy raras.Sin embargo, las baterías de ion-litio tienen el inconveniente de ser sensibles al frío y de envejecer rápidamente si se exponen a altas temperaturas estando completamente cargadas. Si el sistema de protección electrónico falla, existe además peligro de incendio por sobrecarga o sobrecalentamiento.

En comparación con las baterías de ion-litio, los acumuladores de litio-aire y litio-azufre tiene claros inconvenientes en lo tocante a la duración de los ciclos de carga y resistencia a la temperatura. Como contrapartida, las baterías de litio-azufre son más económicas y pueden triplicar la autonomía de los coches eléctricos. Habida cuenta de su rentabilidad, podrían aumentar en breve el interés por los coches eléctricos, cuyo precio es todavía muy elevado.

Los fabricantes trabajan incesantemente en el desarrollo de sistemas de baterías más eficientes. Para mejorar su duración, seguridad y fiabilidad, es preciso averiguar las condiciones y los factores que provocan su envejecimiento prematuro. El frío y el calor extremos referidos anteriormente, por ejemplo, pueden ser factores de este tipo. Vötsch Industrietechnik desarrolla sistemas de ensayo que recrean artificialmente estos factores y aceleran el proceso de envejecimiento mediante la exposición de las baterías a determinados parámetros de estrés. Esto permite obtener información sobre la fiabilidad y seguridad después de varios años de funcionamiento. Utilizando equipos de ensayos de temperatura y climáticos es posible comprobar el comportamiento de componentes y sistemas en diferentes condiciones de temperatura y climáticas. Asimismo, es posible ensayar y comparar entre sí diferentes baterías exactamente en las mismas condiciones. De este modo se detectan posibles puntos débiles y pueden buscarse las soluciones oportunas.

Puesto que el trabajo con la mayoría de baterías de ion-litio y pilas de combustible entraña algunos riesgos, la seguridad durante estos ensayos tiene máxima prioridad. Vötsch Industrietechnik ofrece cámaras de ensayos cerradas cuyos requisitos de seguridad difieren de los ensayos realizados en el circuito de pruebas, tal como afirma Helmut Kipp, asesor técnico de clientes y miembro del equipo Competence Team Automotive de Weiss Umwelttechnik/ Vötsch Industrietechnik.

Cada aplicación está sujeta a un concepto de seguridad de dos niveles que da prioridad absoluta a la protección del personal del laboratorio. El segundo nivel está relacionado con la protección de la inversión.El primer paso de este proceso es el análisis y la determinación de los posibles peligros. En el siguiente paso se aplican medidas para reducirlo.De este modo, es posible comparar las ventajas y los inconvenientes de cada sistema en condiciones de laboratorio y avanzar paso a paso hacia el desarrollo de sistemas de baterías óptimos.


Descargas

Share this content:

Su persona de contacto para esta nota de prensa es:

Marco Michels

Press relations

Tel.: +49 6408 84-0
marco.michels.external@weiss-technik.com

Greizer Straße 41 - 49
35447 Reiskirchen-Lindenstruth
Germany

Enviar correo electrónico